La propuesta de modificación del Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales, tiene por objeto adaptar el citado Reglamento a la necesidad de actuar fuera de las horas de audiencia y en días inhábiles que presentan los juzgados de vigilancia penitenciaria y los juzgados de primera instancia, para lo cual se instaura la competencia por sustitución del juez de guardia en determinadas actuaciones urgentes.

La propuesta se estructura en un artículo único, que introduce dos nuevos apartados en el artículo 42 del Reglamento 1/2005, relativos a la competencia por sustitución del juez de guardia en los siguientes supuestos:

– La ratificación o no ratificación de medidas de internamiento urgente no voluntario o de la autorización o denegación del ingreso urgente de menores con problemas de conducta, en los casos en los que no se haya establecido un servicio de guardia especial de los órganos de la jurisdicción civil o de turnos entre ellos para atender a estas actuaciones urgentes en periodo inhábil, siempre que el periodo de inhabilidad se extienda a las veinticuatro horas siguientes o más a contar desde que es comunicado el internamiento o el ingreso.

– La entrada en domicilios y restantes lugares para la ejecución forzosa de las medidas de protección de menores cuando concurran razones de urgencia, en los casos en los que no se haya establecido un servicio de guardia especial de los órganos de la jurisdicción civil o de turnos entre ellos para atender a estas actuaciones urgentes en periodo inhábil, siempre que la solicitud de la Entidad Pública competente se reciba fuera de las horas de audiencia o en días inhábiles.

– Las actuaciones urgentes y de carácter inaplazable competencia de los juzgados de vigilancia penitenciaria, cuando se susciten fuera de las horas de audiencia o en días inhábiles.

En todos estos casos, el juez de guardia adoptará la decisión que proceda y remitirá lo actuado al órgano competente.

El objetivo de la propuesta es dar respuesta adecuada a las concretas actuaciones que precisan una urgente intervención judicial, garantizando el derecho a la tutela judicial efectiva y el respeto a los derechos fundamentales de las personas afectadas.

La reforma se basa en la regulación actual del Reglamento 1/2005, que ya prevé la competencia por sustitución del juez de guardia en otros supuestos de actuaciones urgentes, como las relativas a la libertad personal, la violencia de género, la protección de menores o la jurisdicción voluntaria.

Respeta el principio de legalidad y el reparto de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas, así como la autonomía de los órganos judiciales y el régimen de sustituciones establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

 

La nueva regulación no implica un aumento de la carga de trabajo ni de los recursos humanos o materiales de los órganos judiciales, en la medida en la que se trata de cuestiones que se han venido resolviendo hasta ahora mediante acuerdos en juntas de jueces. Esta reforma viene a dar una regulación expresa y por lo tanto a proporcionar seguridad y uniformidad en la atribución de competencias para la resolución de estas situaciones de urgencia.

 

No obstante, en relación con ambas modificaciones debe usarse un lenguaje inclusivo: Juez o Jueza.

Y en relación con las competencias que han de sumir los juzgados de guardia en materias de vigilancia penitenciaria valoramos que debe modificarse la redacción propuesta para identificar supuestos concretos en los que se debe actuar en sustitución de los juzgados de Vigilancia penitenciaria, en el sentido apuntado en las Conclusiones vigentes sistematizadas de encuentros de fiscales de vigilancia penitenciaria 2011 a 2023 y en los Criterios de actuación, conclusiones y acuerdos aprobados por los jueces de vigilancia penitenciaria en sus XXX reuniones celebradas entre 1981 y 2022; y de acuerdo con la práctica seguida en la materia, sin perjuicio de incluir una cláusula general que, al ir precedida de una identificación de casos concretos, facilite la labor no tanto de los profesionales de la justicia sino de los propios Centros penitenciarios.

Por eso proponemos la siguiente redacción del apartado 9 del artículo 42 del Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales:

«9. El Juez o Jueza que en cada circunscripción desempeñe el servicio de guardia igualmente conocerá, en sustitución de los juzgados de vigilancia penitenciaria cuando se susciten fuera de las horas de audiencia o en días inhábiles, de las siguientes materias competencia de los referidos juzgados:

9.1.- De los permisos extraordinarios de internos e internas que deban ser aprobados por razones de urgencia.

9.2.- De las requisitorias de penados y penadas por revocación de la libertad condicional que sean presentados fuera de las horas de audiencia.

9.3.- De la concesión urgente de la libertad condicional por razón de enfermedad terminal.

9.4.- De las actuaciones de semejante naturaleza que sean urgentes y de carácter inaplazable.

Adoptada la decisión que proceda, el Juez de Instrucción en funciones de guardia remitirá lo actuado al órgano competente.»

En definitiva, la nueva redacción del artículo 42 de la que tratamos, con la modificación que proponemos, contribuye a la mejora de la calidad y la eficacia de la Administración de Justicia, al facilitar la resolución de los asuntos que requieren una actuación inmediata y evitar demoras innecesarias que puedan perjudicar los derechos e intereses de las partes.

 

Además, al establecer la competencia por sustitución del juez de guardia, se evita la posible vulneración del derecho a un juez predeterminado por la ley, así como la posible colisión de competencias entre los órganos judiciales. Asimismo, se garantiza la unidad de criterio y la coherencia en la aplicación del derecho en estas materias.

Por todo lo expuesto, se considera que la propuesta de modificación del Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales, es conforme al ordenamiento jurídico y a los principios de buena regulación, y se valora positivamente su oportunidad y conveniencia.

 

Madrid, a 27 de febrero de 2024

JUEZAS Y JUECES PARA LA DEMOCRACIA