En línea con lo ya mencionado en su comunicado de 20 de marzo de 2022, MEDEL se mantiene muy atenta a los acontecimientos en Túnez, especialmente en lo relativo a los cambios en su judicatura.

Como expresó MEDEL en dicho comunicado, la violación de la Constitución con la disolución del Consejo Superior de la Magistratura y la posterior toma de posesión de un Consejo «provisional», nombrado por parte del Poder Ejecutivo, socavó gravemente el estado de derecho, el principio de separación de poderes y la independencia del poder judicial tal y como está reconocida en los tratados internacionales.

Esta intolerable violación del principio básico de separación de poderes se profundizó aún más con la adopción, el 1 de junio de 2022, de un decreto que otorgaba al presidente de Túnez el poder absoluto de destituir sumariamente a los magistrados, lo que condujo inmediatamente a la destitución de 57 jueces sin procedimiento contradictorio ni garantías de defensa algunas.

MEDEL no puede permanecer en silencio y reafirma su compromiso en seguir movilizándose junto con la judicatura tunecina y las fuerzas democráticas del país, país que aspira a un futuro sereno y en democracia.

Ante este nuevo ataque directo a la independencia del Poder Judicial en Túnez, MEDEL suscribe plenamente y se suma al llamamiento del 10 de junio de 2022, de la Federación Internacional de Derechos Humanos, y pide la revocación inmediata del decreto y el restablecimiento de todos los jueces destituidos.

 22 de julio de 2022

 

En línea con lo ya mencionado en su comunicado de 20 de marzo de 2022, MEDEL se mantiene muy atenta a los acontecimientos en Túnez, especialmente en lo relativo a los cambios en su judicatura.

Como expresó MEDEL en dicho comunicado, la violación de la Constitución con la disolución del Consejo Superior de la Magistratura y la posterior toma de posesión de un Consejo «provisional», nombrado por parte del Poder Ejecutivo, socavó gravemente el estado de derecho, el principio de separación de poderes y la independencia del poder judicial tal y como está reconocida en los tratados internacionales.

Esta intolerable violación del principio básico de separación de poderes se profundizó aún más con la adopción, el 1 de junio de 2022, de un decreto que otorgaba al presidente de Túnez el poder absoluto de destituir sumariamente a los magistrados, lo que condujo inmediatamente a la destitución de 57 jueces sin procedimiento contradictorio ni garantías de defensa algunas.

MEDEL no puede permanecer en silencio y reafirma su compromiso en seguir movilizándose junto con la judicatura tunecina y las fuerzas democráticas del país, país que aspira a un futuro sereno y en democracia.

Ante este nuevo ataque directo a la independencia del Poder Judicial en Túnez, MEDEL suscribe plenamente y se suma al llamamiento del 10 de junio de 2022, de la Federación Internacional de Derechos Humanos, y pide la revocación inmediata del decreto y el restablecimiento de todos los jueces destituidos.

 22 de julio de 2022