El retroceso del Estado de derecho en Polonia ha tenido otro capítulo importante con la decisión emitida por el Tribunal Constitucional de Polonia el 7 de octubre de 2021.

MEDEL lleva muchos años expresando su preocupación por la grave situación del Tribunal Constitucional polaco.

En nuestra declaración de 13 de julio de 2017MEDEL ya señaló que “la mayoría gobernante en Polonia ha eliminado en la práctica el Tribunal Constitucional del sistema legal polaco, afectando a la independencia del Tribunal Constitucional al nombrar una mayoría de sus miembros por su lealtad al Gobierno”, destacando que“ llama la atención que un país que ha sufrido tanto por el fascismo y el comunismo se esté privando de una salvaguardia crucial para prevenir la dictadura”.

Han pasado más de cuatro años y desde entonces la credibilidad de la institución, bajo el liderazgo de Julia Przylebska, leal al poder ejecutivo, se ha visto comprometida muchas veces, declarando la constitucionalidad de leyes que contrarían descaradamente las normas europeas y democráticas básicas. La decisión del 07 de octubre de 2021, a través de la cual el Tribunal rechazó la supremacía de las leyes de la UE (a pesar de que solo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene competencia para interpretarlas) es el ejemplo más extremo del intento de “legalizar” la ilegalidad, así como de la violación de las leyes de la UE y la privación a sus ciudadanos de los derechos humanos básicos .

El veredicto se basa en una supuesta «contradicción» entre la Constitución polaca y Derecho europeo y priva a la ciudadanía polaca del derecho a un juicio justo ante un tribunal independiente, profundizando así el caos legal en Polonia.

Aunque el veredicto puede ser fácilmente impugnado, ya que fue emitido por una composición de Sala inválida (como claramente estableció el TEDH, en el Xero Flor w Polsce sp. zoo. sentencia contra Polonia, solicitud núm. 4907/18), sus consecuencias pueden ser graves no solo para Polonia, sino para toda la Unión. Por tanto, es más urgente que nunca que las autoridades europeas adopten una posición clara.

MEDEL declara su total apoyo e insta a la Comisión Europea a tomar todas las acciones oportunas en su condición de guardiana de los Tratados para salvaguardar la aplicación uniforme e integral del derecho de la Unión.

MEDEL hace un llamamiento a todos/as los jueces y juezas y ciudadanos/as europeos/as para que apoyen a nuestros/as valientes colegas polacos/as que luchan incansablemente por el Estado de Derecho, la independencia del Poder Judicial y el futuro de la Unión Europea.

Octubre de 2021