A raíz de una denuncia interpuesta por los miembros de Juezas y Jueces para la Democracia en la CNSS ante el Servicio de Guardia de la Inspección de trabajo de Barcelona, así como de denuncias similares interpuestas por sindicatos, en el día de hoy se ha decretado el cese de la actividad en los Juzgados de Sabadell por existencia de un riesgo grave para la salud del personal que ahí presta sus servicios, incluidos jueces/zas y magistrados/as.

El riesgo derivado de la avería de los compresores de los aires acondicionados que llevan estropeados desde el mes de febrero sin que la Generalitat de Cataluña hubiera restablecido su funcionamiento, ocasionando una situación de riesgo por altas temperaturas, pues de las mediciones efectuadas, resultaban temperaturas superiores al máximo de 27 grados que la normativa de prevención establece para edificios de oficinas.

A pesar de haber solicitado por escrito en tres ocasiones al Consejo General del Poder Judicial la paralización de la actividad por riesgo grave, este Órgano no dio respuesta a tal petición.

Como consecuencia de ello, Juezas y Jueces para la Democracia puso en conocimiento de la Inspección de Trabajo los hechos y hoy mismo ha decretado el cese de la actividad en el edificio de los juzgados por riesgo grave para la salud. Se trata de una actuación pionera que se ha realizado  por primera vez en el ámbito judicial y que nos abre un campo muy amplio para conseguir una mejora en las condiciones de trabajo de los miembros de la Carrera Judicial, quienes en ocasiones nos vemos en la obligación de desempeñar nuestras funciones en unas condiciones intolerables.

Resulta altamente preocupante la falta de sensibilidad del Consejo General del Poder Judicial ante estos supuestos, como evidencia su falta de actuación en este caso, que afortunadamente ha enmendado la Inspección de Trabajo.

28 de junio de 2017

SECRETARIADO DE JUEZAS Y JUECES PARA LA DEMOCRACIA